tres personas riéndose en el área de trabajo

El poder de Kaizen en la cultura organizacional

Actividades Kaizen

La semana pasada terminamos con mucho éxito y alegría un entrenamiento completo de 120 horas a 20 ingenieros de una importante empresa farmacéutica del país. Hablamos sobre Lean Manufacturing, los qués, porqués y cómos del sistema.

La ultima sesión con la que cerramos el ciclo (de meses con sesiones de entre 10 y 15 horas de entrenamiento por semana) fue de actividades Kaizen.

Para poder enseñar como hacer una actividad de mejora no hay teoría que de, por lo que nuestro método didáctico está basado en el aprender haciendo, y durante dos días estuvimos con todo el grupo haciendo Kaizen, siguiendo los 8 pasos de la Ruta de Calidad, tal cual lo aprendimos, vivimos y practicamos en Japón.

La actividad es muy rica en resultado. Los integrantes van descubriendo en cada paso como estructurar su “método de solución de problemas“. ¡Además es muy divertida! Siempre se genera una fuerte competitividad (no provocada) entre los diferentes equipos y la creatividad en las propuestas de soluciones siempre nos sorprende.

La mejora es algo que se hace, no algo que se sabe

Al final de la jornada reflexionaba con los participantes algo que aprendo y vivo nuevamente cada que me toca facilitar este taller.  La mejora es algo que se hace no algo que se sabe. Es hacer y vivir el proceso lo que nos da el poder de cambio de los problemas. Más allá de eso, cada que lo hacemos (como casi todo en la vida) nos hacemos mejores para hacerlo. Es decir, el Kaizen tiene dos grandes resultados de forma inmediata:

  • El resultado per se de la mejora que se dio en el problema en cuestión
  • El hecho de que por haberlo hecho he aprendido más a aprender. Ahora tengo mejores habilidades de solución de problemas.

Eso genera un momento extraordinario en la organización.

Después de un intenso trabajo y esfuerzo de todos, le preguntaba al grupo, ¿quién perdió?  La respuesta es, como probablemente reflexionaste, ¡nadie! Finalmente, todos obtuvieron resultados progresivos del Kaizen. Nadie llegó a la actividad con el fin de ganarle al vecino (así es en la empresa). Ese no es el objetivo. El objetivo era, partiendo de una base, mejorar en un problema dado. Al final, todos tuvieron mejores resultados entre el tiempo 0 y el Kaizen 2.

Qué aprendimos de Kaizen

Es real que unos equipos mejoraron más que otros, pero todos lograron mejoras que en su conjunto logran una súper mejora al proceso general de la empresa. Cuando hacemos Kaizen nos fijamos una meta y buscamos llegar a ella, pero no conseguirla no representa ningún fracaso. La evaluación de la calidad del procesos tiene que ver con si aprendimos o no, no con si llegamos al número.  Cuando buscamos en mejorar en la empresa ¡No nos debe preocupar “la nota”, sacar 10! Nos debe preocupar que cada que abordemos el problema aprendamos y avancemos hacia adelante. Es más, hasta de no aprender (no mejorar) haciendo Kaizen, se aprende. Eventualmente siempre llegaremos al 10. El número es la salida y es resultado siempre del proceso.

Empresas Kaizen

Existen organizaciones que ante fuertes presiones de la estructura logran “a consecuencia de cualquier cosa” el número, ¡pero nunca aprenden! Típicamente ese resultado es un sobre esfuerzo que raramente puede volverse sustentable y termina por “quemar (burn-out)” a los jugadores. Kaizen no es eso. Kaizen es observar, indagar, analizar y reflexionar para ubicar la raíz de los problemas y darles solución desde el proceso. De esta manera, los resultados siempre permanecen.

Dicen que “El Diablo esta en los detalles…” este refrán anglosajon implica que son las pequeñas cosas… las que hacen la diferencia. No son las grandes ideas si no las pequeñas acciones y los pequeños hábitos que con disciplina seguimos para tener resultados óptimos.

Piensen en su persona.  Por ejemplo, si quieres correr un Maratón, el entrenamiento implica que cada tercer día correrás cierta distancia que poco a poco subirás y eventualmente (cuando tu cuerpo este habituado) lo llevarás al extremo para lograr el marcador grande. O bien piensa en lo que sabemos de como permanecer saludables, no es comer ensalada dos días enteros para terminar cenando tacos de carnitas el tercero. ¡No! (¡Lo he validado!) es todos los días comer balanceado.

¡Acciones pequeñas repetidas de manera disciplinada!

Si quiero alimentar una virtud debo preocuparme por los detalles, por las cosas pequeñas. Si quiero alimentar una relación, el buenos días, el sonreír, el ser cortés. Si quiero mejorar mi salud, el hacer ejercicio, el comer bien. Si quiero ser mejor en el Golf, debo perfeccionar las pequeñas cosas que hacen que el movimiento del swing sea el adecuado, pies, codos, giro, cabeza, vista etc…. Todo gran edificio requiere que cada ladrillo este colocado de forma correcta.

Así el Kaizen es “ese pequeño detalle” que hace que en en el largo plazo la empresa tenga un motor de cambio que es muy difícil de parar. Cuando todos hacemos Kaizen, nos hacemos, cada vez que lo hacemos, expertos en aprender, y una organización que aprende puede enfrentar cualquier cambio, cualquier Trump, cualquier cosa que se le ponga enfrente.

Nos vemos la próxima

En otra entrega me enfocaré a enumerar los 8 pasos “Ruta de la Calidad” para hacer eventos Kaizen y algunos tips para aquellos que con valentía decidan convertir a su empresa en una organización IMPARABLE como los mismísimos AVENGERS.

Hasta la próxima.

Carpe Diem,

Iván

Web | + posts

Iván es Ingeniero industrial por parte del ITESM, cuenta con estudios de especialización en Calidad y productividad cursados en Japón. Cuenta con certicación Blackbelt y está certificado como especialista asociado por la sociedad Internacional de Ingeniería de Valor.

Es Maestro en Alta Dirección de Empresas por el Instituto

Panamericano de Dirección de empresa. Su experiencia en el campo de la ingeniería de valor incluye entrenamiento en Japón y la realización de proyectos como consultor en México Y como facilitador/entrenador en talleres para formación de capacidades de ingenieros en la metodología desde hace más de 10 años.

Su experiencia profesional ejecutiva de más de 10 años incluye la dirección de planta de una empresa Tier 1 proveedora de la industria automotriz y electrónica, atendiendo clientes como IBM, HP, DELL, Ford, GM, VW trabajando en entornos justo a tiempo y bajo altos estándares de calidad y productividad.

Es socio Fundador de Doctormipyme com empresa creadora del software de simulación Doctormipyme com y cuenta con un registro de más de 700 empresas entrenadas en procesos de Innovación, Business Model Canvas, Plan de Negocios y toma de decisiones.

Es conferencista invitado en temas de innovación por diversas universidades privadas, profesor de asignatura tanto en el Tecnológico de Monterrey como en la Universidad Panamericana.

Es Miembro del consejo de administración de 3 empresas privadas con facturación hasta 25 M de USD.

Participa como Socio, Director de Negocios, Trainer y Consultor en AVG Latinoamérica e instructor en el Instituto Mudanai

Total
0
Shares

Comments are closed.

Previous Post
círculo dorado

El círculo dorado

Next Post
trump

¿Qué tienen en común Trump y la ceguera de Taller? – Claves para la mejora de procesos

Related Posts

Aprende Lean Manufacturing

Aprende los básicos de Lean Manufacturing con certificado de finalización

 

¡Gratis!

Trabajo en equipo